Depilación láser diodo
Depilación con hilo
Depilación con cera
Depilación láser diodo

La eliminación del vello corporal o facial es uno de los tratamientos estéticos más demandados en los centros y clínicas de estética.

Bajo la denominación de fotodepilación se agrupan todos los métodos que utilizan luz para depilar. Se basan en la presencia de sustancias cromóforas en el pelo (como la melanina), que son capaces de absorber la luz y como consecuencia de ello, se calientan lo suficiente como para permitir la destrucción del vello y las células germinativas, encargadas de originar un nuevo pelo en cada ciclo de crecimiento.

En nuestro centro utilizamos un láser de diodo, uno de los más efectivos para la depilación.

Habitualmente, el tratamiento se lleva a cabo en distintas sesiones, separadas un determinado lapso de tiempo que va a depender de la zona corporal (o facial), de las características del vello y de la respuesta del paciente.

Depilación con hilo

La depilación con hilo es un procedimiento en el que, usando un lazo de hilo de algodón o de seda, se enrolla y se hace girar sobre la piel, extrayendo de raíz todo el pelo o vello.

A diferencia del método tradicional de depilación con pinzas, el hilo es capaz de retirar una hilera completa de vello en una sola pasada, logrando así unas cejas más precisas y elegantes. Esta técnica es muy suave sobre la piel delicada y sensible, por lo que en muchas ocasiones suele ser el método de elección.

Depilación con cera

La depilación con cera se realiza o bien con ceras tibias y frías o bien con ceras calientes.

Lo más usual es aplicar ceras calientes,  que arrancan el pelo y vello de raíz, utilizando diversos tipos de ceras en función de la zona concreta a depilar. A veces es algo dolorosa, aunque sus resultados también son más duraderos.

Menú
¡Hablamos!
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Como podemos ayudarte?